Bienvenida al Blog del Departamento de Educación

8 julio, 2020

Bienvenida al Blog del Departamento de Educación

El blog del Departamento de Educación es un espacio abierto al diálogo y a la reflexión de todas las personas interesadas en contribuir a la mejora de la educación de México y del mundo. Asimismo, ofrecemos este sitio para que nuestros académicos, académicas y estudiantes de licenciatura y posgrado vean en este espacio una oportunidad para dar a conocer los productos de su investigación y de su reflexión sobre las temáticas y problemas que más les interesan en el campo educativo. Con un espíritu innovador, buscamos también fomentar el diálogo interdisciplinar, que es la única manera en que los problemas educativos pueden ser resueltos y la manera en que el campo educativo se ha ido constituyendo desde su propio corazón.

Sin duda, la educación es un cruce de caminos en el que convergen diversas disciplinas. Inicialmente la reflexión sobre el quehacer educativo, sus finalidades, principios y fundamentos, fue cobijada bajo el manto de la filosofía, y grandes pensadores como Platón y Aristóteles en la antigüedad clásica, Comenio en el siglo XVII, Rousseau y Kant en la Ilustración, John Dewey, Hannah Arendt, Paulo Freire en el siglo XX; , o George Steiner, Edgar Morin, Octavi Fullat, Carlos Cullen, Martha Nussbaum, Nuccio Ordine que en el siglo XXI continúan aportando ideas fundamentales para encontrar el sentido, camino y finalidad de la educación.

En la época moderna, los grandes aportes a la educación han venido del campo de las ciencias naturales: Jean Piaget fue biólogo, y Lev Vigostsky y María Montessori fueron médicos dedicados al trabajo con niños con diversas discapacidades e hicieron grandes aportes sobre el aprendizaje y los procesos cognitivos. La educación se ha ido alimentando cada vez más del campo de la psicología y notables investigadores como Bandura, Bruner, Marzano, Ausubel, Marton y Saljo, han aterrizado sus conceptos y teorías en el campo educativo. Esto ha desembocado en la cada vez más notable contribución de las neurociencias para el estudio del aprendizaje humano tanto en los aspectos intelectuales como emocionales y muchos autores alimentan con sus investigaciones el significado del misterioso proceso de aprender.

Desde otro enfoque, también la sociología y la antropología social han nutrido y aportado conocimiento al campo de la educación; sólo queremos destacar aquí a don Pablo Latapí Sarre, cuya reflexión educativa en México durante el siglo XX fue crucial para entender más claramente los problemas sociales que la atraviesan, especialmente el problema del derecho a la educación. En la actualidad, muchas de las grandes investigaciones están basadas en el enfoque antropológico y utilizan métodos cualitativos, mientras que las de corte sociológico se basan en métodos estadísticos, cuyos autores son tantos que es imposible nombrarlos a todos. Tan sólo recordemos aquí a Don Carlos Muñoz Izquierdo, uno de los fundadores, junto con Pablo Latapí, de la investigación educativa en nuestro país, quien siendo economista tuvo una gran sensibilidad para analizar los problemas educativos en México desde la perspectiva de la equidad y la justicia social.

No está demás mencionar que otras disciplinas del campo de las humanidades, como la historia, la estética, la literatura y el arte, o incluso la geografía, están implicadas en la educación y la enriquecen desde diferentes aristas y contextos, conformando un campo de múltiples posibilidades para innovar y aportar.

La educación es la tarea de la humanización, y como tal, es un cruce de caminos; es una empresa compleja que no se circunscribe a los dominios específicamente metodológicos de la pedagogía y la didáctica, sino que, como hemos argumentado, requiere forzosamente de otras variadas disciplinas que aporten ideas para mejorarla y mejorarnos.

Gracias a la educación nos convertimos en miembros de una comunidad, una época y un contexto determinados, nos hacemos parte viva de nuestra herencia cultural, pero a la vez nos identificamos como miembros del género humano y adquirimos la conciencia de la globalidad planetaria. Por la educación adquirimos los códigos lingüísticos, científicos, artísticos, que nos permiten aportar nuestro grano de arena al campo de conocimiento y contribuir al crecimiento de nuestro legado cultural.

La cultura es el producto de un diálogo entre seres humanos, vivos y muertos, que se comparten inquietudes, preguntas hallazgos y conocimientos para poder entender el mundo y desafiarlo para poder construir una sociedad humana que respete la dignidad de cada persona y ofrezca oportunidades de desarrollo para todos y combata la inequidad y la injusticia. Desde siempre, la educación ha tenido como meta la construcción de una sociedad ideal y la formación de un ser humano ideal. Estos ideales de la educación son las utopías que sirven para avanzar y darle sentido al quehacer educativo y lo que mueve en el fondo el interés por educar.

El blog que ahora abrimos pretende constituirse en un espacio para albergar ese diálogo en donde todas las contribuciones son bienvenidas. Construyamos juntos ese diálogo genuino que nos permita significar nuestra tarea.

Hilda Ana María Patiño Domínguez

Comparte este contenido:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en whatsapp

Últimas entradas