Día internacional de la Discapacidad

Educación superior, diversidad, discapacidad y somos uno más.

Durante las últimas décadas, son comunes las prácticas de educación inclusiva en la educación básica, se han diseñado políticas y prácticas que apoyan la atención de alumnos en las llamadas escuelas regulares desde el preescolar hasta el bachillerato. Sin embargo, los estudiantes con barreras en su aprendizaje o con alguna discapacidad, tienen menos oportunidades efectivas para ingresar a instituciones de educación superior.

Actualmente, más universidades o instituciones de Educación Superior con mayor frecuencia abren sus puertas a la diversidad, promoviendo la inclusión entre todos los miembros de su comunidad. Sobre este tema Ibáñez y Salceda (2015), afirman que es necesario:

… un modelo de Educación Superior acorde con los principios y filosofías que caracterizan una sociedad democrática y que responden, sin duda, al de la educación inclusiva: la aceptación y el valor de la diferencia y una participación, verdadera y eficaz, fundamentada en principios de igualdad, no discriminación y apoyo; que dé como resultado la construcción colectiva de una ciudadanía incluida e incluyente, capaz de crear condiciones y oportunidades para el desarrollo sostenible de los derechos económicos, sociales y culturales de todas las personas, especialmente de aquellas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad institucional, ambiental, cultural, educativa o de cualquier otro tipo; para avanzar en el camino de la mejora social (pág. 513).

Las instituciones de educación superior han promovido la formación académica, profesionalizante y también la formación de mejores ciudadanos; identificando la trasformación de las universidades está dirigida a vincular las acciones de formación profesional con la responsabilidad y el compromiso social que les corresponde en las sociedades contemporáneas, con un enfoque humanista.

En ese sentido, la universidad debería atender a los grupos en situación vulnerada, cómo es el caso de las personas con discapacidad intelectual. Este enfoque de responsabilidad social, esta presente en la universidad a través de acciones para la formación de ciudadanos con perspectiva de profesionistas y ciudadanos inclusivos, prmoviendo la diversidad como una oportunidad de enriquecimiento personal y social.

Una perspectiva de la educación internacional es trabajar en esquemas educativos incluyentes y en consecuencia, en el diseño y desarrollo de políticas educativas que fortalezcan la inclusión de las personas con discapacidad y la atención a la diversidad.

Con base en lo anterior, el Departamento de Educación de la Universidad Iberoamericana, concretó en el 2014 la iniciativa de un programa educativo y social que atendiera a jóvenes con discapacidad intelectual, se denominó “Somos Uno Más” y desde hace seis años promueve con base en una mirada de Derechos Humanos, la inclusión de estos jóvenes en las diversas actividades que la universidad ofrece a la comunidad.

El 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, estamos muy orgullosos de que este Programa anide en la IBERO, como una práctica innovadora de atención a este colectivo y de que anide en los corazones de sus maestros, sus compañeros de clase, personal de seguridad, con quienes conviven en el iberobús, así como autoridades que los reconocen, en toda persona que entiende que la diversidad, nos enriquece.

Celebremos el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, confiados que en la Universidad Iberoamericana es un modelo formativo inclusivo que promueve pertinentemente una cultura, políticas y prácticas inclusivas, máximos indicadores internacionales de inclusión.

¡Enhorabuena!

María Edith Reyes Lastiri

Reyes Lastiri, M.E. (2017). «Somos uno más, programa educativo y social para jóvenes con discapacidad intelectual». En A. Rodríguez-Martín (Comp.), Prácticas innovadoras inclusivas: retos y oportunidades (pp. 2289-2297). Oviedo: EDIUNO. ISBN 978-84-16664-50-4. https://ria.asturias.es/RIA/handle/123456789/9167.

Salceda, M., & Ibáñez, A. (2015, Mayo). Adaptación del Index for Inclusion al ámbito de la educación superior: Estudio preliminar. Intangible Capital, 38. Retrieved from http://dx.doi.org/10.3926/ic.647